Canción de la semana: There must be a better world somewhere

6a00d8341bfb1653ef017c32f0d891970b (1)

De la figura de BB King podríamos escribir cientos de artículos, pero lejos de repetir lo que en ciertos de periódicos y publicaciones están diciendo sobre su trayectoria e influencia en la música actual, me he permitido hacer algo diferente.

Y es que, lejos de lamentarnos y seguir sintiéndonos tristes por la funesta noticia, quiero transmitiros unos pensamientos muy personales y, sobre todo, positivos sobre el legado que nos ha dejado Riley Ben King. ¿Por dónde empezar? Me resulta difícil escribir con tanta emoción a flor de piel mientras vuelvo a deleitarme con su característica voz y su mágico tono de guitarra, sin embargo, comenzaré por el principio: yo conocí el Blues a través de Jimi Hendrix y BB King… os podéis imaginar el shock.

Ya hace más de 10 años; aún me encontraba dentro de esa alegoría platónica, ensimismado en un mismo estilo de música, cuando choqué de bruces con el blues. Fue una de las mayores revelaciones de mi vida, pues alcancé a divisar el hilo, el cordón umbilical que unía la música que escuchaba, muy distante, con la raíz de todo: los campos de algodón. El disco con el que me enamoré del blues fue el Riding with the King (2000), de BB King y Eric Clapton. Humilde, divertido, sublime.

Así, con el descubrimiento de Jimi Hendrix y BB King me adentré en la harmonía del I-IV-V, pero no fue hasta que las frustraciones, el pesar y los desencuentros con la vida me permitieron entender el verdadero significado del blues.

Y es que eso es lo que quiero transmitir con este artículo. Que lejos de estar apenados por esta pérdida, nos acordemos de su sonrisa. Buscad el significado del blues a través de las letras de sus canciones. Por favor, ¡decidme que no os está describiendo a vosotros mismos! Pero, ¿qué es lo que tenemos que aprender de todo esto? Que tenemos que seguir adelante, con dignidad, pero riéndonos de nosotros mismos, tomándonos las cosas menos en serio, viviendo la vida con alegría, con entusiasmo, como si fuera un regalo y no un problema. Que, como nos enseñó BB King, lo esencial, a veces, reside en pequeños detalles que edulcoran nuestra existencia; que lo esencial, aunque a veces invisible, reside en una única nota.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s