Evergrey – The Storm Within

evergrey-the-storm-within

¿Dark Tranquillity? ¿In Flames? Pues no, miren, lo primero que yo escuché proveniente de Gotemburgo no tiene nada que ver con el death metal, sino con el power progresivo. ¿Queréis más pistas? La banda se llama Evergrey. ¿Más todavía? Pero si la anterior era buenísima… espera, bueno sí, supongo que ya lo habréis adivinado. Exacto, Evergrey. Y… pues esto, la banda viene de Gotemburgo, Suecia, norte de Europa, girando a la izquierda en el cruce y… esto, ¿queréis algún dato más o ya os las apañáis solos?

Venga, ahora ya me centro. El vocalista Tom Englund –Englund tiene que ser algo así como la Inglaterra escandinava– formó la banda en el 96, dando hasta nueve álbumes de estudio –con este vamos a la decena– y un buen listado de joyas bien puliditas y encastradas, nada de bisutería del mercadillo. Y es que Tom no lo sabía, pero había dado a luz a una de las mejores y más infravaloradas bandas del power progresivo, aunque por desgracia no han sabido conservar su formación intacta y a día de hoy, el único componente del grupo original es el mismo Englund. Sobre el sonido, dícese de cualquier fenómeno físico que involucre la propagación de ondas mecánicas. Y sobre el de la banda… lo primero que se nota aquí es que es de lo más lento hasta la fecha, cambiando el prog power por un metal más melódico y algo más suave –que tampoco es una sorpresa, pues ya sucede por lo menos desde el “Torn” (2008)–, y un ambiente introspectivo y oscuro que ya hemos visto en la mayor parte de su discografía pero que aún se acentuó más en su anterior “Hymns for the Broken”… será mejor ver todo esto sobre el terreno.

Un terreno fértil abonado con la particularidad de ser el vigésimo aniversario de la banda –metáforas a mí–, que trae como resultado “The Storm Within”, el décimo, casualidad, el cual si nadie tiene nada que objetar procederemos a reseñar. Ya de buenas a primeras tenemos algo de lo mejorcito,  el singleDistance” y su correspondiente vídeo, una producción que casa fantásticamente con el concepto del álbum, la pérdida o la separación de un ser querido. Os imaginareis que vamos a llenarnos los bolsillos de azúcar, pero ¿y lo rico que está? ¡Ah! Ya lo veis en ese ambiente desolado que marcan tanto la canción como el vídeo, la entrada de ese piano minimalista y desolador y el poético desarrollo circular que acaba con los coros y el piano del comienzo señalando la separación pero abriendo el horizonte a un posible reencuentro. Un juego de luces y sombras, es lo que tenemos aquí. Uy madre, qué hora es, sigamos.

Passing Through” no puede aguantar el tipo y cae en unas líneas melódicas bastante pobres y sosas, dando bastante el cante en un estribillo que intenta ser pegadizo pero no engaña a nadie: podéis hacerlo mucho mejor, a la anterior me remito. Salvamos el solo de guitarra y algún arreglo majete de teclado. Coge el testigo “Someday”, que consigue hacer una mejor carrera que su compañera. Seguimos con el tono depresivo y oscuro que esta vez sí consigue atrapar y contiene uno de las mejores líneas vocales del plástico, salvando que el estribillo sea lo más sencillo que puede uno crear. No obstante, pediría algo más movidito, que esto ya parece una continuación de lo último de Kamelot con Tommy Karevik… si hasta la portada es casi idéntica. Pero no, eso es algo que no va a pasar, ya os lo digo.

Astray” es un tema aparentemente sencillo pero que oculta un gran potencial, donde podemos encontrar transiciones realmente sorprendentes y que dan ese aire progresivo marca de la casa. Es un medio tiempo que comienza furioso tornándose más melódico al poco, y donde la instrumentación juega un gran papel al realzar la voz de Tom en los momentos oportunos, como por ejemplo al final de los primeros versos, donde un cambio al piano y al sintetizador y el juego con una nueva melodía rompen por completo con el rollo de la canción. Bravo por uno de los momentos más interesantes que hemos visto hasta ahora, al que añadiremos los riffazos que conducen a la última repetición del estribillo, de lo más heavy que vamos a encontrar por aquí. “The Impossible” levanta el pie del pedal, agarra el piano y las atmósferas de Rikard Zander por los cuernos y se convierte en la balada… espera, creo que no he hecho el suficiente énfasis… se convierte en ¡la balada! Una vez más, ¡LA BALADA! Así está bien. No supera ni de lejos a la larguísima, variada y extraordinaria “Trilogy of the Damned” del “Recreation Day”, una de las mejores baladas de la historia hasta la fecha –y quien diga que no que me lo diga a la cara–, pero el intento, pese a ser corto y sencillito, ha sido soberbio, con un Englund ofreciendonos su voz más pasional.

My Allied Ocean” nos trae esa velocidad que todos necesitamos cada mañana, cuando nos acabamos de despertar veinte minutos tarde y, por ende, llegamos veinte minutos tarde a donde quiera que vayamos. No se si es por el cambio que supone, o por el excelente trabajo guitarrero de Danhage o la trepidante base rítmica tan power, liderada en esta ocasión por el batería Ekdahl y su inquieta pedalera, pero creo que estamos ante otro de los temazos. No va mal la cosa, ¿verdad? Y atentos malandrines, magia a la vista: llega “In Orbit” con la grandísima Floor Jansen, quien aquí nos otorga una inmensa interpretación, que podría haber sido aún mejor si le hubieran dado algo mejor que las pocas líneas que canta, complementada eso sí con unas interesantes líneas de bajo por parte de Johan Niemann, y el insípido y forzadamente dramático estribillo. La instrumentación raya a un gran nivel, logrando alcanzar ese mencionado nivel dramático que no se consigue vocalmente, y si no escuchad como se complementan el piano y la guitarra en el fraseo que viene tras el solo, una maravillosamente maravillosa maravilla.

Llega un descenso no muy pronunciado con “The Lonely Monarch”, que no aporta nada nuevo, sino algo muy similar a lo visto en “Passing Through”, un tema facilón con riffs muy sencillitos, con un sonido oscuro y emocional sin demasiada chicha y algún sonido ambiental de sintetizador y de teclado que sale por ahí a saludar. Hay que decir que está vez Tom está más inspirado y se muestra soberbio en algún momento, y el solo es el mejor –y si no mi favorito– del álbum. Tras bajar el listón volvemos a latitudes algo más septentrionales con “The Paradox of the Flame”, una balada más compleja que la anterior donde hace aparición la mujer de Tom, Carina Englund, en un dueto bastante majo y pasional, que gana puntos cuando surge el violín o aumenta la intensidad en el estribillo.

Como colofón tenemos “Disconnect”, uno de los temas de desarrollo más progresivo. Comienza fuerte para reducir de golpe en el melódico y ciertamente empalagoso estribillo. Mención de honor a las teclas de Zander, de quien por algún motivo que escapa a mi comprensión he hablado muy poco pese a las parrafadas que he soltado, y eso que crea un gran papel en sostener el sonido profundo y reflexivo del álbum gracias a sus magníficos pasajes de piano y atmósferas. Finalmente se nos presenta “The Storm Within”, si bien se hace un poco larga y pesada, cierra con un buen ejercicio sinfónico, basado en una atmósfera envolvente que resume el sonido emotivo y ligeramente depresivo que ha circulado durante todo el LP.

Y eso es todo por hoy, un álbum digno para un aniversario, pero muy lejos de sus grandes obras y desde luego, pese a que la oscuridad siempre ha sido una constante en el sonido y el apartado lírico de la banda, nos encontramos ante un trabajo con una dinámica completamente alejada de lo que un día hicieron, para bien, para mal o para regular. Está claro el camino que han elegido, y por mí, que les dure lo que quieran, un metal melódico elegante y casi gótico con toques progresivos aunque en ocasiones demasiado pausado para mi gusto. Solo queda ver que nos trae Englund y Cía ahora que ha llegado al importante punto de los diez discos. Permitidme acabar con estas palabras. Ya está.

Anuncios

One thought on “Evergrey – The Storm Within

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s