Canción de la Semana: Encoder

cover

Hace bastante que conozco la existencia de Pendulum y su música… prácticamente desde el lanzamiento del álbum que protagoniza este artículo. A pesar de que me los recomendaron en varias ocasiones, en su momento no le veía ningún atractivo a su propuesta, no había ninguna razón en su sonido que me animara a escucharles. Cabe decir que por entonces no escuchaba nada de electrónica, es más hasta me causaba algo de rechazo. Y encima para mi el drum & bass encajaba dentro del género de ruidos cercano al dubstep de Skrillex, por lo que automáticamente quedaron tachados de mi lista. Cuanto me quedaba por aprender y madurar…

Pero al final uno se va deshaciendo de sus prejuicios, y seis años más tarde y ahora familiarizado con la electrónica, Pendulum y su último trabajo hasta la fecha, “Immersion“, reaparecen esperando que les de la oportunidad que no tuvieron en su momento. El motivo principal fue cuando mi compañero de redacción raulsangonzalo me enseñó “The Fountain“, un tema de los australianos con colaboración nada más y nada menos que del mismísimo Steven Wilson. El gurú del progresivo moderno es conocido por su mente abierta, por lo que no debería haberme sorprendido que colaborara con un grupo de drum & bass. Pero a pesar de sus gustos eclécticos no colaboraría con cualquiera. Que Wilson hubiera dado el visto bueno a Pendulum era un hecho que en si mismo me inspiraba confianza. Era probable que me estuviera perdiendo algo importante.

Encontrarme con que otros amigos en cuyo criterio confiaba también alababan el disco provocó que desaparecieran las dudas. Escuché “Immersion”. Y al día siguiente lo reproduje de nuevo. Y al siguiente una vez más. Y así lo llevo en bucle desde hace unas semanas, ya sea entero o rescatando temazos concretos, que no son pocos. El álbum superó mis expectativas. Que vale, inicialmente tampoco eran muy altas, lo que agrandó la sensación de haber dado con una joya.

“Immersion” es más que un disco de drum & bass al uso. Si, tiene los ritmos frenéticos y bailables del género, tiene los sintetizadores coreables que animarían cualquier fiesta… pero no se queda ahí. Las melodías trascienden los cánones de un tema de electrónica comercial, la estructura de los temas beben más del rock y el  metal que del EDM, los “ruiditos” clásicos se dan la mano de emotivas guitarras acústicas, y una sorprendente y metalera colaboración de In Flames cabe en el mismo repertorio que la voz de Steven Wilson y un evocador piano de fondo que rebosa gusto. Es un disco que agradara por igual al que quiere algo asequible y directo que al que desea perderse en composiciones con algo de profundidad.

¿Un tema que resulte representativo o que recomendaría para descubrirles? Las mejores opciones para empezar serían “Watercolour”, “The Island – Pt. 1 Dawn” o “Whitchcraft”, muy pegadizas. Pero no voy a ir a lo obvio… y es que además para mí la decisión esta fuera de toda duda. No se puede cerrar el álbum de mejor forma que con “Encoder“. Es un tema que no se limita a poner punto y final a “Immersion”, sino que representa el final de una etapa: el periodo en que Pendulum queda aparcado indefinidamente para reaparecer en la forma de otro proyecto, Knife Party. Que alguien me explique esa decisión, porque no la entiendo.

Encoder” desprende en todo momento esa sensación de despedida. Pero no lo hace desde la melancolía, sino desde el optimismo, desde una perspectiva más que positiva. No se que tienen los cálidos ritmos del principio o la voz, pero me insuflan unas ganas de disfrutar de la vida irrefrenables, transmitiendo sensaciones de esa forma que solo logra la música. Y que decir del cambio a la mitad del tema… como entra la batería, la letra llena de significado, y la catarsis en forma de sintetizadores infinitos que te atraviesan mientras cierras los ojos. Pendulum dijeron adiós desde la alegría de forma inmejorable, plasmándolo en esta maravilla de canción.

Pero como casi siempre en estos casos, parece que el “adiós” será un “hasta luego”, y no he podido elegir mejor momento para ponerme con ellos. 2017 será el año del regreso de Pendulum, parece que con nuevo material bajo el brazo. Mientras espero ese momento me pondré al día con el resto de su discografía. Tienen muchos seguidores expectantes de lo que está por venir, así que confío que hagan las cosas bien y estén a la altura. Pues “Immersion” y concretamente “Encoder” representaban la mejor forma posible de despedirse. Que no cambien eso en vano.

For everything that could have been
Well at least we took the ride
There’s no relief in bitterness
May as well let it die

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s