Canción de la Semana: Deadman

karnivool

Mucho he tardado en sumergirme en Karnivool. Le di un par de vueltas a “Asymmetry” poco después que saliera, pero desde luego no escuché como debía, pues el mensaje no logró calarme. No terminé de encajar las piezas del puzzle más allá de un par de temas. Después de varios años de insistencia por parte de amigos que me hablaban de “Sound Awake” como uno de los discos que marcó un antes y un después para ellos, por fin decidí escucharlo hace unos meses. Mis expectativas no eran excesivas, puede que por las sensaciones tibias que me dejó su último disco. Pero la experiencia resultó demoledora.

Había leído muchos comentarios sobre lo alargada que era la sombra de la banda de Maynard en los australianos, lo que me hacía esperar una especie de Tool 2.0… pero la realidad que me encontré fue otra. Si, la influencia es evidente en muchos aspectos, desde las líneas de bajo a algún fraseo vocal, o las estructuras en compases atípicos. Pero Karnivool son mucho más que una copia moderna de Tool, beben de muchas más fuentes y su música suena a ellos mismos. Han forjado una fórmula singular con un sonido propio, que va desde los toques alternativos asentados en sus raíces como banda de nu-metal a las hipnóticas guitarras con delay, baterías impensables y bajo de sonido delicado a la par que colosal.

Sound Awake” es un disco redondo, que tras haber escuchado “Themata” y reescuchado “Asymetry”, me parece que juega en una liga diferente, atemporal. Supone un gran cambio respecto a su primer disco, concretando la dirección que querían tomar, la cual fue la de complicarse la vida abrazando el progresivo. Es un álbum perfecto de principio a fin que al mismo tiempo que encierra temazos: “Goliath” haciendo fácil lo difícil con ese ritmo cortado y bajo de presencia abismal, la emotiva “New Day” demostrando que cuando más brillan es en los temas largos, o “All I Know” y su memorable estribillo, porque también saben hacer singles con mucho potencial. Y lo mejor no llega hasta el final del disco.

El detonante para que me decidiera a escucharlo después de posponerlo tanto tiempo fue escuchar “Deadman” y “Change Part 2” en el coche de un amigo, los dos temas que cierran “Sound Awake”. Y me parecen sin duda los mejores. “Deadman” tiene algo especialmente hipnótico, mágico. El ritmo inicial de toms, las melodías de guitarra y el delicado “solo” (si puede llamarse así en su sutileza), o los golpes de voz de Ian Kenny con una letra llena de frases para recordar: “Still I remind my myself how I define myself“. Un tema de 12 minutos que pide ser escuchado en bucle, eso es lograrlo. Y cuando el tema acaba suena como outro “Change (Part 1)”, canción regrabada de “Themata”, actuando de preludio para el mejor cierre que podría pedir el álbum. No será lo más accesible que han compuesto pero a mi me ganaron, así que os invito si no los conocéis a darles una oportunidad a Karnivool a través de “Deadman”. Una de las bandas más relevantes de la nueva oleada de progresivo (aunque ellos ya llevan veinte años…), y que no dudo que más pronto que tarde acabaran visitando España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s