Canción de la Semana: It Had to Be Done

cover

Hace unos pocos días que los sevillanos Carving Colours han publicado el primer adelanto del que será su segunda larga duración, “The Desolate Process”. Y escuchando “The Collapse“, nombre del nuevo single, se me han disparado las expectativas. Con una producción exquisita y haciendo alarde de una madurez compositiva envidiable, no solo me hacen pensar que este nuevo trabajo va a estar a la altura de su debut, si no que puede llegar a superarlo.

Al tener en bucle “The Collapse” ha sido inevitable que terminara revisitando su primer álbum de estudio, “No Way But Forwards“, una verdadera joya conceptual en la que reflexionan sobre lo legitimo que puede ser el uso de la violencia ante un contexto de opresión e injusticia social. Recuerdo que lo descubrí al poco de que lo publicaran, y que estando justo en ese momento en pleno descubrimiento de la escena undeground nacional, me impactó mucho encontrarme con que había bandas de este estilo con tanto nivel en nuestro país. Porque escuchando  a Carving Colours es más fácil que uno piense que son escandinavos que andaluces.

Carving Colours hacen metal progresivo y su propuesta se caracteriza por ser ecléctica, pero es evidente que su sonido tiene una deuda particularmente importante con la escena sueca. El death melódico de los primeros In Flames o la fórmula más atmosférica de Tiamat se me hacen palpables, igual que la influencia de Opeth, pero esta más como pinceladas puntuales que en la base de su sonido. Los fineses Amorphis también me parecen un grupo con el que guardan ciertos puntos en común, pero igual que con todos los demás nombres citados, pueden entreverse en la que es una fórmula con mucha personalidad.

Para ser el debut “No Way But Forwards” nos muestra desde el primer momento a una banda con las ideas claras y la capacidad para plasmarlas de forma más que correcta, y mostrando un nivel muy alto desde el primer trabajo discográfico. En su momento mis favoritas eran “Isolated Incidents” y “Martyr”, pero hoy dándole vueltas me ha atrapado más “It Had to Be Done“. Sosegada, melancólica y elegante, con peso de las atmósferas de teclado y un desarrollo que poco a poco va ganando fuerza hasta estallar con guturales y unos destacables solos de guitarra.

Tras el adelanto y reescuchar “No Way But Forwards” estoy muy hypeado, espero que no haya que esperar demasiado para disfrutar de “The Desolate Process”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s